header

COLOCACIÓN

El RESONADOR posee dos caras: en una de ellas podrá notar en color rojo el continuo desarrollo de una espiral; en la otra cara observará en color verde, el continuo desarrollo de un septil circunscrito en un círculo, es decir, de un círculo subdividido en siete partes.

Ambas formas, gracias a las condiciones de diseño, proveen un campo biótico de extrema intensidad. Es frecuente el uso del RESONADOR solo y emparentado o enfrentado, es decir, ya sea uno sólo o dos de ellos puestos convenientemente uno al frente del otro.

Es frecuente, cuando se usa el RESONADOR en un plano vertical, que la parte de arriba sea aquella donde se unen el desarrollo externo de la espiral con uno de los ejes del septil.

Cuando la superficie del RESONADOR se sitúa en un plano vertical, por ejemplo, una pared o una ventana, es necesario, que en la parte superior, es decir, en el eje vertical, converjan tanto el final del desarrollo de la elipse con uno de los ejes del septil.

Cuando es necesario corregir un plano horizontal, como es por ejemplo al disponerlos en el suelo o en el techo, es mejor situar el RESONADOR con su final externo del desarrollo de la espiral en unión con uno de los ejes del septil, en dirección norte.

Esta disposición es válida ya sea para RESONADORES solos o emparentados dispuestos en cualquier plano horizontal.

RESONADORES EMPARENTADOS

Los RESONADORES deben emparentarse siempre por el dibujo de la espiral. Cuando se sitúen, no importa en que plano, dos RESONADORES, éstos deben siempre mirar entre las espirales, es decir, los septiles deben siempre quedar contra las superficies y las espirales enfrentadas, razón por la cual entre los RESONADORES que se proveen con pegante para situar sobre superficies lisas, siempre éste viene en la cara más cercana al septil.

[Resonador] [Función] [Aplicaciones] [Colocación] [Comprar] [Modelo de Utilidad] [Testimonios] [Contacto]

Resonador Patentado protegido por las leyes de derechos de autor

Copyright 2003